lunes, 25 de agosto de 2014

Aparición de Sarduy




Cobra hombre-mujer
Cobra vivo-muerto
(o más que eso: ser cuerpo)

Operación textual
Cobra-necesidad-raigambre
Dictamen de lo imaginario

Subvertir el cuerpo-cobra
Vivo-muerto
Sentido genera-do

Todo texto es ilusorio. No (hay) referente.
Dramatiza-Refleja
Cobra-evasión-corpórea

Cobra hombre-mujer
Cobra vivo-muerto
Espejo. Transfigurado. No




© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Agosto 2014

viernes, 22 de agosto de 2014

Círculo



Soy ese insecto que se apresura sobre el desierto.
Percibo extraños diseños, extrañas formas, y me
Detengo a estudiarlas de cerca.

Nunca he sospechado el veneno oculto tras el
Diseño brillante, acrobático, hasta que mis ideas
De marfil interrumpen el viaje.

Hay los restos de quienes me precedieron en él,
En el reflejo de un reflejo. Grandes losas que
Se doblan en el espacio del tiempo.

Por fin se ilumina la polifonía del mismo gesto,
Desierto y cielo que se desdoblan, inermes, y
Nos sentamos a esperar.


© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Agosto 2014

sábado, 16 de agosto de 2014

Agosto

Agosto
             ralentiza ha

                        desgaste mente-corteza-adentro

                desgaste

                                  sigiloso
                                  sin ruido

                                                      de cuclillas
Agosto
           ralentiza he
                     romperlo todo, hacerlo añicos

                                        cortar-cortar-cortar
Re-nombrar, Re-crear

Agosto
                    ralentiza ha
                    me quedo paralizada
                             observando cómo se ralentiza Agosto.



© Texto y fotografía: Mar Esteban
Junio 2014 

jueves, 24 de julio de 2014

Paisaje hebreo


Etz Hajaim.
Una hora otorgada.

Allí.

Sólito juego de apariencias,
aparece lo disconforme,
Babilonia arde en su
objeto-base-esencia.
Hubo en esta habitación
una ciudad,
y la redención silenciosa
de todo vacío.

Son.

Bloques de granito que
marca el tiempo,
lacerando con tañido
el paraje.
Sobre las marismas
anidan plenitudes.

Biná.

Obstinada fe
la de ese térreo golpeo.
Atzmut tan de tierra.

Concepto colectivo.

Es la misericordia de un
paisaje que recuerda
al Israel que
saludo.



© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Julio 2014

miércoles, 25 de junio de 2014

Universo-nube



Alguien hace mil años habló de la existencia de un 
poema-evangelio.
Ese poema existe.
Y lo encuentro aquí y ahora
en la forma intemporal de una nube.
Tan cerca y tan lejos.
Universos que convergen y se yuxtaponen en
oblicuidad desordenada donde se inventan los
problemas del tiempo.
Me despojo de todo cuanto me han enseñado para
adentrarme en ese Universo-nube, ese poema-
evangelio donde nadie es llamado por su grandeza o su
pequeñez.

Aquí, tumbada, observo crecer la hierba del cielo
su raíz es el tiempo
un tiempo sin reloj
que indica los instantes de la eternidad.



© Texto y fotografía: Mar Esteban
Junio 2014

viernes, 20 de junio de 2014

poema-axioma



Ese mar misterioso


                 silencioso

donde ríos vierten lo invisible

materias incombustibles

llamas imposibles

                 arde poema-doctrina

                 poema-axioma

arde como noche

regresa como pasión-rescoldo


                rencor-raíz-visible



© Texto y fotografía: Mar Esteban
Junio 2014

miércoles, 28 de mayo de 2014

Retornos



La entrada al templo se hace sólo al ocaso.
El sherpa teme por los viajeros que han
quedado atrás.
El aire es frío, y las puertas se vencen a
nuestro avance. Acusan quizás un abandono 
del tiempo en espectros falaces, pero allí siguen
las aristas.

Embovedada, la nave interior engaña
con su barroquismo, que disimula
eras.
No hay nadie dentro, a nadie se espera.
Pero hay ese trauma noctámbulo, que
transgrede sin querer
alma y manera. Que las afila.

En silencio, alguien se escalofría,
es demasiado lo santo para no temer a 
la tiniebla.
Entonces, y sólo entonces, reconozco los
muros, estoy de nuevo allí.

Hubo quien se sonrió. Se sabía
disconforme, pues, en el fondo,
sólo habíamos sorteado el escollo
de volver a donde


ya no es posible hacerlo.


© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Mayo 2014