jueves, 24 de julio de 2014

Paisaje hebreo



Etz Hajaim.
Una hora otorgada.

Allí.

Sólito juego de apariencias,
aparece lo disconforme,
Babilonia arde en su
objeto-base-esencia.
Hubo en esta habitación
una ciudad,
y la redención silenciosa
de todo vacío.

Son.

Bloques de granito que
marca el tiempo,
lacerando con tañido
el paraje.
Sobre las marismas
anidan plenitudes.

Biná.

Obstinada fe
la de ese térreo golpeo.
Atzmut tan de tierra.

Concepto colectivo.

Es la misericordia de un
paisaje que recuerda
al Israel que
saludo.



© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Julio 2014

miércoles, 25 de junio de 2014

Universo-nube



Alguien hace mil años habló de la existencia de un 
poema-evangelio.
Ese poema existe.
Y lo encuentro aquí y ahora
en la forma intemporal de una nube.
Tan cerca y tan lejos.
Universos que convergen y se yuxtaponen en
oblicuidad desordenada donde se inventan los
problemas del tiempo.
Me despojo de todo cuanto me han enseñado para
adentrarme en ese Universo-nube, ese poema-
evangelio donde nadie es llamado por su grandeza o su
pequeñez.

Aquí, tumbada, observo crecer la hierba del cielo
su raíz es el tiempo
un tiempo sin reloj
que indica los instantes de la eternidad.



© Texto y fotografía: Mar Esteban
Junio 2014

viernes, 20 de junio de 2014

poema-axioma



Ese mar misterioso


                 silencioso

donde ríos vierten lo invisible

materias incombustibles

llamas imposibles

                 arde poema-doctrina

                 poema-axioma

arde como noche

regresa como pasión-rescoldo


                rencor-raíz-visible



© Texto y fotografía: Mar Esteban
Junio 2014

miércoles, 28 de mayo de 2014

Retornos



La entrada al templo se hace sólo al ocaso.
El sherpa teme por los viajeros que han
quedado atrás.
El aire es frío, y las puertas se vencen a
nuestro avance. Acusan quizás un abandono 
del tiempo en espectros falaces, pero allí siguen
las aristas.

Embovedada, la nave interior engaña
con su barroquismo, que disimula
eras.
No hay nadie dentro, a nadie se espera.
Pero hay ese trauma noctámbulo, que
transgrede sin querer
alma y manera. Que las afila.

En silencio, alguien se escalofría,
es demasiado lo santo para no temer a 
la tiniebla.
Entonces, y sólo entonces, reconozco los
muros, estoy de nuevo allí.

Hubo quien se sonrió. Se sabía
disconforme, pues, en el fondo,
sólo habíamos sorteado el escollo
de volver a donde


ya no es posible hacerlo.


© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Mayo 2014

domingo, 25 de mayo de 2014

Infraestructura



Donde precipitando, todo olvida
formas, paisajes y lenguas
latitudes, a sí mismo
despobladas de aquello que aquebranta
                                          calla, dice.
Ahora te veo en este suelo
de retamas y quimeras
de espejos y desiertos
de espejismos siempre amiga
de templos y temblores retornar
lengua que adelanta las llamas
y aún sabiendo el fácil olvido
aciagas con ígneas fisuras,
acallas lo inasible,
los vacuos teatros de las informes ciudades,
de los huecos palacios
y los templos que miran al cielo
y vuelven a caer
pasan ciudades y lenguas
y nada se percibe
nada se imagina
sólo retornan los rescoldos
del subterráneo fuego
y nos volvemos a doblar.


© Texto y fotografía: Mar Esteban
Mayo 2014

martes, 29 de abril de 2014

Dos poemas ingleses



Counterstrategies

It emerges at last
from a distant shore.
This stands for nothing,
for nothing at all
if reconsideration is
valid and calculated.

It also emerges from
selected fires, from
Never-Crossed-Bridges,
specifically designed to
enlarge an existent curve,
full of primary workshops.

It emerges, brave, from
Gorgons, from emeralds
throughout the woods
covering isles, awaiting
the timid implementation.

It is simply advisable.

            but, at the end, when tim
is our time,
then     the question arises
and with it, the everlasting lack of meaning:
from where are we speaking?

Alas! no place, no waves.

Just the emerging fog, from
a distant shore, which, you know,
stands
for       nothing.


The simplistic poet

He writes with some supplemental iodine
that substitutes Indian ink.

Yep, the same iodine used to match
fetal accretion rates;
that way, do words prevail when still coming
from
the simplistic poet.

He, an old man, embarrassingly old,
hides from night’ shadows
behind the transparent table.
Indeed, its panoramic surface hides
nothing from the spluttering game
of fire.

Fire crackles in his hands at last!

He used to write, it is said, lyrics for
some other Canadian poet, although
he does not live in Toronto anymore.

One could think that it was
a sort of camouflaged divorce, but
they really wanted to protect one another 
against
The Unexpected. 

Nowadays, the simplistic, old, embarrassing
poet
only represents a danger
for
superficial observers.

© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Abril 2014

sábado, 22 de marzo de 2014

Hielo


Llegaremos a decir que el agua es desvío de hielo,
y que la palabra
ciega
encaja como el guante
que acaricia plasma

Cuadrangular lo indecible
fabular lo insondable

No
Somos condecorados con la universalidad
No
con la marca voraz
No
línea ni
vida
No
con ilimitadas formas

Sólo especulo con ser cambio
axioma arbitrario
y desemejar lo susceptible

si

el agua es desvío de hielo.



© Texto: Daniel Arana García de Leániz
Fotografía: Mar Esteban
Marzo 2014